Parque Cordillera los Quemados

LA COLORIDA LAGARTIJA ESBELTA (Liolaemus tenuis)

P1040101

Posee amplia distribución geográfica, desde Culimó (interior de Pichidangui, Región de Coquimbo) hasta Puerto Montt, entre 25 y 1.800 m s.n.m. .

De hábitos diurnos, vive en bosques (arborícola), ambientes de matorral (semi arborícola) y sobre grandes rocas (saxícola). También es bastante frecuente en parques urbanos y en otros lugares cercanos a construcciones humanas, ocupando cercos y muros, por lo que es frecuente avistarla    . En sitios donde no existen otras especies arborícolas utiliza las partes bajas de los árboles y el suelo, lo que le permite una buena vista de las presas.  La coloración verdosa y azulada de L. tenius está influenciada por las formas de los arbustos, bosques y matorral verde.

Es insectívora estricta, tiene un contenido gástrico bastante polimorfo consumiendo principalmente coleópteros y dípteros.

Controlador biológico de insectos, además de ser uno de los pocos depredadores de la chaqueta amarilla (Vespula germánica). Asociado al bosque y a los arbustos del matorral esclerófilo en parte de su distribución. La lagartija Liolaemus pictus la desplaza territorialmente hacia mayores alturas de las perchas, utilizando exclusivamente los árboles. Se han observado conductas de acicalamiento en quiscos (Echinopsis chiloensis). Por ser saxícola se le puede observar en las cercanías de chaguales (Puya chilensis) por compartir nicho ecológico seco rocoso. Además, puede presentar relaciones simpátricas con otras especies del género Liolaemus en especial con Liolaemus villaricensis, Liolaemus gravenhorstii y Liolaemus lemniscatus    . También forma parte de la dieta de la culebra de cola corta (Tachymenis chilensis). Con Liolaemus lemniscatus muestran la superposición más amplia de nichos y el mayor grado de coexistencia en varios tipos de hábitats en la zona central de Chile.

Sus fecas presentan feromonas para el autorreconocimiento. El macho es muy territorial y forma harenes, cuyo grado de poliginia aumenta con el diámetro de los troncos de los árboles (mientras más grande el árbol, más hembras tiene el macho). Además, se sabe que las hembras de un mismo árbol están organizadas según su dominancia.

Existe evidencia de un macho por árbol, por lo que constantemente ocurren despliegues agonísticos entre machos y visualizaciones comunicativas en interacción con otros machos   . Existen registros de que además de ser ovípara, hay especies vivíparas (crías vivas), desafiando la evolución.

Comparte el artículo

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn